dijous, 17 d’agost de 2017

barri de porta (5), escoles en lluita (14 de 16)

Del  Col•lectiu “caps de Setmana”
En Setiembre el edificio escolar se hallaba ya construido. A nivel de barrio esto supone una pequeña victoria que contribuye al hundimiento del Colegio Splai, academia privada de unos 500 alumnos. El Ministerio, al margen del barrio, monta un chanchullo con los propietarios de esta escuela y la compra por veinte millones de pesetas, pretendiendo destinarla a BUP, cuando la escuela no reunía las condiciones necesarias para ello.
Cabe destacar la actuación de la Asociación de Vecinos durante toda la lucha que, al no estar capitalizada por ningún partido político, respeta en todo momento la dinámica de la Asamblea de la escuela. Sin embargo, el PSUC, único partido con presencia –aunque minoritaria- en la Asociación, al no poder monopolizar la lucha, no tan solo no participa en ella sino que intenta crear una situación de confusionismo pretendiendo dividir a la Asamblea y hacer surgir grupos aparte que impidiesen la dinámica de la lucha. Se emplean métodos coactivos y difamatorios, que hacen incluso alusión a la vida privada de los maestros y que iban desde llamadas telefónicas hasta cotilleos callejeros.




dimarts, 15 d’agost de 2017

grÀcia

Aniversari dels 200 anys de la Festa Major de Gràcia sense oblidar-ne els 4 de suspensió pel cop d'estat Franco feixista del 36 que culminà sangonosament el 39, la qual cosa provocà la suspensió dels festejos recuperats modestament i dignament en mig d'aquella por dins la pau, que ens cantà Raimon.https://youtu.be/kyMdCiKPPks
El pas dels anys i les ganes de gresca del veïnat per recuperar la tradició artística de guarnir els carrers competint noblement pels premis i accèssits (a vegades encertadament atorgats pel jurat de torn i a vegades gens ni mica, sobretot els anys de la postguerra on alguna "camisa vella" escombrà cap a la causa), ens han dut al dia d'avui on l'esclat de la festa atrau visitants d'arreu de la ciutat i del món.
I com que xerrem de tradicions, no és la primera vegada que apareix al bloc que, un 15 d'agost dels 80, la tira de l'AVUI reflectia l'enyor que s'apodera de la persona quan viu de lluny les festes populars del lloc de naixença exemplificant-lo en les del barri de Gràcia. Vermells, grocs, blaus i la tímida senyera penjaven de la garlanda de l'acudit de Nando. Avui, en la celebració del 200 aniversari i tal com bull el fervor independentista que definitivament ha deixat de ser íntim per a la majoria ciutadana de l'exvila, les banderoles penjades pel nàufrag del barri de Gràcia, gairebé són impensables, puguin ser diferents de les de la imatge trucada.

divendres, 11 d’agost de 2017

barri de porta (5), escoles en lluita (13 de 16)

Del  Col•lectiu “caps de Setmana”
Mientras no se cubrían por concurso restringido las plazas para suburbios (algunas de la cuales nunca se llegan a cubrir), el director del centro podía nombrar interinamente a maestros, lo que facilitaba recoger propuestas de padres. Posteriormente era el MEC quien efectuaba el nombramiento a propuesta del Patronato.
Las primera movilizaciones en Barcelona cara a lograr un funcionamiento realmente democrático de las escuelas, por medio de una gestión conjunta, parten precisamente de la exigencia de algunos padres al director de ciertas escuelas suburbiales de que proponga al Patronato de Suburbios el nombramiento de unos maestros determinados.
La Escuela Sóller al igual que Pegaso y Ferrer i Guàrdia, por estar ubicadas en un barrio suburbial, podía aspirar legalmente a este sistema de nombramiento. Un rechazo del MEC obedecería, pues, a causas meramente políticas. El pasar a formar parte del Patronato de Suburbios no ha sido nunca una reivindicación que partiese de las “Escuelas en Lucha”, sino que fue la única salida que la Inspectora de Enseñanza supo ofrecer en un momento dado a estas escuelas, y como tal se aceptó, sin dejarse de cuestionar la validez de tal institución. Incluso esta vía quedaría cerrada a partir de 4 de agosto, fecha en que quedaba anulada por decreto la posibilidad de que el Patronato de Suburbios pudiese proponer al MEC el nombramiento de maestros. El Estado se sacó de la manga la vía Patronato de Suburbios como forma de no renunciar a su sistema de nombramiento y control.



dimecres, 9 d’agost de 2017

barri de porta (5), escoles en lluita (12 de 16)

Del  Col•lectiu “caps de Setmana”
La reacción ante los nombramientos no se hace esperar: nueve días seguidos de manifestaciones por el barrio y cortes de tráfico. Dichas acciones culminan en enero del 77 en la ocupación masiva de la Delegación del MEC, tras la cual ésta cede, trasladando a otras escuelas a los maestros nombrados y dando el contrato de interinos  a cuatro maestros de los ocho que desde un  principio estuvieron en la lucha. Ante la imposibilidad de conseguir el nombramiento para los ocho, se decide que todos se queden trabajando en la escuela, repartiéndose el sueldo de los cuatro maestros nombrados.
La lucha ha sido dura, pero el triunfo es importante: una escuela gratuita, donde la Asamblea se ha impuesto al MEC. A raíz de ello, el Ayuntamiento empieza la construcción de la escuela definitiva en los terrenos previstos para este fin, que estará terminada puntualmente en setiembre.
La Asamblea consciente de que la lucha no ha terminado, comienza a preparar el próximo curso. Se busca un equipo de 24 maestros que, integrados en el proceso de la escuela e identificados con la Asamblea, prepararan desde mayo la puesta en marcha de la nueva escuela.
Comienza una serie de gestiones encaminadas a lograr que en setiembre el equipo de maestros sea nombrado por el Ministerio, dieciocho de los cuales están en calidad de parados. La única vía legal para el nombramiento de estos maestros es el Patronato de Suburbios, institución creada en Barcelona por el franquismo con  el fin de buscar maestros dispuestos a ejercer en escuelas de barrios suburbiales. Dado que la gran mayoría del Magisterio español se negaba a trasladarse a estas escuelas, el Patronato ofrecía la ventaja fundamental de facilitar el acceso a un puesto de trabajo en Barcelona.





dilluns, 7 d’agost de 2017

barri de porta (5), escoles en lluita (11 de 16)

Del  Col•lectiu “caps de Setmana”
El 2 de noviembre, hartos ya de palabras y falta de hechos, la Asamblea decide ocupar unos locales comerciales privados, vacios desde hacía varios años, forzando las cerraduras. A partir de ese momento, ocho maestros identificados con el sentir de la Asamblea empiezan a impartir clases a unos 60 niños.
Se concreta la primera tabla reivindicativa:
-Exigir del Ayuntamiento el alquiler y acondicionamiento de los locales ocupados.
-Reconocimiento de dichos locales como escuela nacional y construcción de la escuela nacional definitiva programada desde hacía unos años antes de que comience el próximo curso.
-Reconocimiento por parte del MEC de los maestros que dan las clases, lo que supone que se les nombre y se les pague.
A partir de ese momento, esta tabla reivindicativa no será defendida por comisiones que van a parlamentar con los organismos oficiales, sino que es la Asamblea en pleno la que se desplaza al Ayuntamiento y a la Delegación del MEC a exigir una respuesta positiva. Estas concentraciones se simultanean con manifestaciones en el barrio y cortes de tráfico, a los que se suman un buen número de vecinos. Así se logra que para enero los locales estén alquilados y acondicionados y que el MEC los reconozca como escuela nacional, pero se niega a nombrar a los ocho maestros que llevan impartiendo clase desde su apertura, basándose en su “status” de maestros parados, por delante de los cuales tienen prioridad interinos, opositores y propietarios. Por otro lado, nombra a otros cuatro maestros siguiendo su sistema habitual de nombramiento y exige que se vayan los que han comenzado la escuela. Mientras ésta no existía su preocupación fue nula. En el momento en que padres, maestros y vecinos toman la iniciativa y exigen la gestión de la misma, el Ministerio se ve amenazado en el ejercicio del control de la enseñanza, del control ideológico, en definitiva, y responde con estos cuatro nombramientos con el fin de atacar un de los puntos claves de la organización de la escuela. Se había puesto en cuestión la base del actual sistema de enseñanza, ya no sólo en España, sino en todo país capitalista: el control de la enseñanza como patrimonio exclusivo de la burguesía y de sus órganos de poder.





dimecres, 2 d’agost de 2017

barri de porta (5), escoles en lluita (10 de 16)

Del  Col•lectiu “caps de Setmana”
2.1.1 HISTORIA. Escuela Sóller. El proceso se remonta a mayo del 1976 cuando la Asamblea de barrio vota un proyecto para conseguir una escuela en la barriada de Porta, donde había unos 5.000 niños en edad escolar i ninguna escuela estatal: sólo 12 academias privadas. La iniciativa parte de la Vocalía de Enseñanza de la Asociación de Vecinos. 
CRONOLOGIA DE LA LUCHA, 
MAYO 76: Primeros contactos de l’AVV con el Ayuntamiento. Muchos problemas porque habían cambiado el Delegado de Cultura y nadie sabía nada. 
Contactos con  la realidad escolar con problemas (400 niños apuntados a la futura escuela).
 Contactos con el Ministerio de Educación y Ciencia (MEC) “el problema de este barrio es muy grave, cuando el Ayuntamiento ponga locales, mandamos maestros”
JUNIO 76: Se crea la comisión de padres y vecinos para la consecución de la ESCUELA NACIONAL. 
Sucesivas visitas de esta Comisión sin sacar nada claro-
JULIO 76:  La Comisión logra que el Delegado de Cultura Sr. Bassols se interese por el problema:
 A finales de este mes  Bassols promete: a) en setiembre comenzarán las obras de la escuela definitiva. b) tendremos también solución provisional para esos niños que este curso aún no podrán asistir a la escuela definitiva. c) la solución serán esos locales comerciales que proponen.
AGOSTO 76: La comisión no hace vacaciones. Continúa estando en contacto con las “promesas” de Bassols. No se saca nada en claro.
SETIEMBRE 76: Bassols viene al barrio por eso de hacerse “el democrático. Las “promesas” continúan. 
La Asamblea decide hacer una concentración en el Ayuntamiento.
OCTUBRE 76: De la concentración y posterior show, conseguimos que al cabo de tres días Bassols nos concrete algunas promesas.
 “se disponía de dinero y papeles legales para alquilar cinco locales”. 
La santa burocracia aún no ha acabado; - ahora pasa por Obras Públicas cuyo Delegado Codina hizo también una “visita muy democrática” por el barrio (el día 9) y por el MEC que es quien  ha de poner material escolar y profesores.




dimarts, 1 d’agost de 2017

barri de porta (5), escoles en lluita (9 de 16)

Del  Col•lectiu “caps de Setmana”
2. LAS ESCUELAS EN LUCHA  
Las tres escuelas (Ferrer i Guàrdia, Sóller y Pegaso) que en un principio se agruparon bajo el lema “Escuelas en Lucha” partían de una misma problemática: la falta de escuelas gratuitas en los barrios obreros de Barcelona.
Si bien el factor “gratuidad” constituye un objetivo fundamental en el proceso de lucha de las tres escuelas, no es el único que lo motiva. Una parte de los participantes en este proceso era consciente de que de lo que se trataba era de traer a estos barrios un tipo de enseñanza distinta que encontraba sus primeros antecedentes en las experiencias educativas de antes de la guerra civil, reservada hoy a quienes podían pagarlas y, por tanto, clasistas. A este tipo de enseñanza había que añadirle, sin embargo, objetivos y contenidos pedagógicos nuevos, propios de la clase trabajadora, de los que carecía:
-Te encuentras que hay unas instituciones como Rosa Sensat en las que se imparte una enseñanza como la que a ti te gustaría para tus hijos, pero además de que eso no lo puedes pagar, comprendes que te gustaría que no sólo tu hijo, sino que todos los chicos del barrio pudieran tener acceso a ese tipo de enseñanza. Lo que buscas es una buena enseñanza y además estatal e igual para todos, y te encuentras con  que es difícil encontrar plazas en escuelas nacionales y que, si las consigues, no sólo no  son gratuitas, sino que la dirección es autoritaria y tu no cuentas para nada en algo a lo que no quieres renunciar, como en la educación de tus hijos. Entonces me enteré de que en mi barrio había un grupo de maestros que luchaban no sólo por más escuelas, sino por un tipo de enseñanza que es como la que yo quiero y busco, y ante esta realidad me sumo y lucho con ellos.-
 (1) Citado de una madre, aparecido en el artículo “Escoles en Lluita”, revista “Teoría y Práctica, núm. 14 págs. 37-38